Rejuvenecimiento facial con Ácido hialurónico

Rejuvenecimiento facial con Ácido hialurónico

¿Por qué confiar en los tratamientos con ácido hialurónico?

Si está pensando en modificar aspectos estéticos de su rostro y desea un tratamiento que le permita quitarse años de encima, puede que el tratamiento rejuvenecedor facial con ácido hialurónico sea la alternativa perfecta.
El ácido hialurónico es un carbohidrato que genera nuestro propio organismo. Es un producto biodegradable que acaba siendo reabsorbido por el cuerpo cuya función es la de retener agua, proporcionándonos hidratación y volumen. Suele tener una duración de entre 12 y 18 meses, tras los cuales debe volverse a aplicarse si desea mantener los mismos resultados.
El ácido hialurónico es un gel cuya aplicación se realiza mediante micro-inyecciones directamente en la piel. Además de reponer el ácido hialurónico que podamos haber perdido, es de gran utilidad para remodelar formas y contornos del rostro y labios, otorgando volúmenes en las áreas modificadas por el proceso de envejecimiento. También es la perfecta solución para rellenar surcos y arrugas estéticas.

¿En qué zonas se aplica?

Su aplicación se realiza, por un lado, sobre arrugas estáticas, es decir, aquellas que se ven aún estando el rostro en reposo, sin ningún tipo de gesticulación y, por otro lado, en zonas que también han sufrido deterioro por un proceso de envejecimiento, como mejillas, mentón y mandíbula. Los labios suelen ser tratados también con este componente con el fin de combatir la deshidratación producida tras el paso del verano o para eliminar la conocida como “arruga del fumador”.

Ventajas del rejuvenecimiento facial con ácido hialurónico 

Las ventajas del ácido hialurónico en tratamientos de rejuvenecimiento facial son diversas. En primer lugar, el ácido hialurónico es un gel altamente resistente a la degradación. Contiene, además, lidocaína (anestésico), por lo que su confort está garantizado durante todo el proceso. Por último, es importante destacar su textura suave y natural, que logra que el resultado sea todavía más natural y satisfactorio.

¿Mejor alternativa frente al Botox?

Pese a utilizarse ambos como solución para el rejuvenecimiento facial, cada uno está indicado para diferentes zonas y tienen funciones diversas. El Botox (o toxina botulínica) sirve para relajar los músculos y suele usarse para las patas de gallo y las conocidas como arrugas de expresión, es decir, las arrugas que se encuentran en el entrecejo. El ácido hialurónico se aplica para rellenar surcos, arrugas y depresiones en zonas como la surco nasolabial, o para las arrugas del código de barras.

Consulte nuestra página web y encontrará todos los detalles sobre nuestros tratamientos de rejuvenecimiento facial con ácido hialurónico.

Author: Instituto Clínico Jover

968 918 291