La magia de los hilos tensores

La magia de los hilos tensores

Rejuvenecimiento facial: La magia de los hilos tensores

El tratamiento facial mediante hilos tensores ha ido poco a poco ganando en popularidad y se ha convertido en una de las alternativas más eficaces para el rejuvenecimiento facial sin cirugía. Su origen se encuentra en Japón, donde ya se utilizaban como material de sutura cardíaca, aunque su utilización como tratamiento antienvejecimiento no llegó hasta finales del siglo pasado. Todos los pacientes que han pasado por este tratamiento coinciden en lo mismo: tarda menos, duele poco y rejuvenece más.

¿En qué consiste el tratamiento mediante hilos tensores?

Los hilos tensores son insertados en la dermis, generando una fibrosis a su alrededor induciendo el autolifting biológico. En la actualidad solo se utilizan materiales reabsorbibles de composición similar a las suturas empleadas en cirugía, como la PDO (Polidioxanona) y el ácido poliláctico. Estos se presentan en diversas formas, como monofilamentos, polifilamentos, en espiral, con conos rellenos de colágenos…

Este tipo de tratamiento es indoloro, no invasivo y rápido, evitando las mínimas molestias y contratiempos durante el proceso.

¿Sobre qué zonas se aplica?

Los hilos tensores son aplicados, en la mayoría de los casos, para tratar signos de envejecimiento en la zona facial, incluyendo cuello y escote. También pueden utilizarse a nivel corporal para glúteos, pecho, abdomen y rodillas.

¿Cuál es la duración del tratamiento?

La duración del tratamiento con hilos tensores es similar a la de otros tratamientos faciales, es decir, alrededor de un año. Tras una primera sesión, se requerirá alguna sesión adicional transcurridos 2 ò 3 meses desde la primera aplicación. La duración final del tratamiento dependerá del tipo de piel, edad o la respuesta individual de cada paciente.

Cada sesión tiene una duración media de 30-45 minutos.

Beneficios de los hilos tensores

Los beneficios de este tratamiento son numerosos. Mediante la aplicación de hilos tensores conseguirás elevar las cejas y mejillas, minimizar las arrugas de expresión, reafirmar el perfil facial, difuminar las arrugas de la frente, disimular las arrugas del contorno de los ojos, matizar las arrugas peribucales o reafirmar el cuello.

Ventajas

Optando por este tratamiento conseguirás un rejuvenecimiento facial muy eficaz de forma inmediata. El tratamiento no precisa de ningún preparativo particular, no requiere de hospitalización alguna ni anestesia y no deja ni cicatrices ni marcas en la piel.

A diferencia de otros tratamientos como el botox, su resultado es muy natural.

¿En qué casos no se recomienda este tratamiento?

El tratamiento mediante hilos tensores está contraindicado para pacientes con trastornos de la coagulación y no se recomienda en personas que se encuentran en el período de embarazo o de lactancia.

Consulta nuestros tratamientos con hilos tensores en la web y conoce más de cerca todos los beneficios de este tratamiento innovador.

Author: Instituto Clínico Jover

968 918 291